¿Sabía usted que hubo algún que otro santo de la Iglesia Católica partidario de la eutanasia, el control poblacional y algo parecido al amor libre?

Comments (5)
Sorted by:
  • [ – ] Teodoriko reply Hay que decir que la eutanasia solo estaba permitida y aconsejada cuando lo proponía el equipo de sacerdotes y magistrados que atendían al enfermo. En ese caso Tomás Moro la consideraba "voluntad de Dios" y "justa y buena". Pero sin el consentimiento o la indicación de los sacerdotes y magistrados, estaba prohibida. Lo que es lo mismo que decir que la Iglesia -sacerdotes- y el estado -magistrados- adoptaban el papel de Dios en la tierra. "Lo que vosotros atéis en la tierra quedará atado en el cielo y lo que vosotros desatéis en la tierra quedará también desatado en el Cielo". En el fondo es la aplicación en grado sumo de esta sentencia cristiana, ¿o no?.
    • Meta_noia parent reply Interesante observación, Teodoriko. Concretamente, el libro de Santo Tomás Moro dice: "Siguiendo los consejos de los sacerdotes, como intérpretes de la divinidad, incluso realizan una obra piadosa y santa. Los que se dejan convencer ponen fin a sus días dejando de comer. 0 también se les da un soporífero, muriendo sin darse cuenta de ello. Pero no eliminan a nadie contra su voluntad, ni por ello le privan de los cuidados que le venían dispensando. Este tipo de eutanasia se considera como una muerte honorable. Pero el que se quita la vida, por motivos no aprobados por los sacerdotes y el senado, no es juzgado digno de ser inhumado o incinerado. Se le arroja ignominiosamente a una ciénaga". El Estado y la Iglesia (trabajando al alimón) deciden qué enfermos terminales debe de morir, convirtiéndose (según dice Tomás Moro) su palabra en la 'voluntad de Dios'. Pero (sic) 'el que se quita la vida, por motivos no aprobados por los sacerdotes y el senado, no es juzgado digno d...moree ser inhumado o incinerado. Se le arroja ignominiosamente a una ciénaga'. Interesante y punzante observación. Como dices, 'lo que vosotros atéis aquí abajo, en la Tierra, quedará atado en el Cielo'. En definitiva una auténtica locura.
  • Meta_noia reply Tomás Moro fue beatificado, junto a otros 53 mártires (entre ellos John Fisher), por el papa León XIII en 1886, y finalmente proclamado santo por la Iglesia católica el 19 de mayo de 1935 (junto con John Fisher), por el papa Pío XI. Y su fiesta se estableció el día 9 de julio.
  • Meta_noia reply Quien desee leer esta obra de Tomás Moro ('Utopía') puede descargársela en formato PDF aquí: https://ocw.uca.es/pluginfile.php/1497/mod_resource/content/1/Utopia_Tomas_Moro.pdf
  • [ – ] budafosforito reply Yo creía que el santo patrón de los políticos era San Mangancio Dimisiófobo,esto va a ser cosa postconciliar.En Londres no veas como ruedan las cabezas,muy civilizadamente,claro está.
    • Meta_noia parent reply Estoy leyendo en una página de información cleptoclerical que San Mangancio Dimisiófobo estuvo también en una terna, propuesto para ese cargo junto a un tal San Pontificio Inalmenado (histórico patrón de los constructores de puentes y demoliciones de murallas, fortalezas y demás 'anticristianos' muros), a propuesta de San Francisco primero, apodado el sumo-pontífice-contrabaluártico-rioplatense. Pero, según leo, al final un grupo promotor del amor libre y la muerte digna, que estaba de visita en Roma, tras ser consultado por una comisión de obispos, terminó por inclinar la resolución del concurso hacia Santo Tomás Moro. Aún así no me hagas mucho caso, porque esta información la he obtenido de una página web a la que no puedo dar demasiado crédito.
  • [ – ] Casiopea reply Muy interesante
    • Meta_noia parent reply Pues sí, para mi es enigmático el hecho de que alguien que escribe un libro como ese, en el que se describe una supuesta 'sociedad ideal', en la que la eutanasia, el control poblacional y esa manera tan suigéneris de 'conocerse' previamente los futuros esposos, haya sido canonizado por la Iglesia. Entiendo que su acción heróica de morir en defensa del papado y la moral católica era lógico que recibiera una gratificación y reconocimiento. Pero, viendo un poco por encima el complicado y meticuloso proceso que seguía antes la Iglesia para canonizar a alguien, me parece curiosísimo que el autor de una obra así haya pasado todos los filtros. Tienes razón, es interesante...
Download the Vidme app!